Foto: Cortesía

Ciénega

Replantan la identidad ocotlense


Niños que participan en el Verano Infantil del CUCiénega acudieron a la jornada de plantación de ocotes, árbol típico del municipio de Ocotlán

Por Iván Serrano Jáuregui
23 Julio 2018

El toponimio de Ocotlán viene del náhuatl y significa “lugar de ocotes”; sin embargo, actualmente existen pocos de estos árboles en este municipio de la región Ciénega. Para mitigar este problema, la asociación civil Proyecto Rescatando la Identidad de Ocotlán (RIO) emprende un proyecto de reforestación de esta especie en la localidad, mismo que inició actividades hace unos días con el apoyo de pequeños que asisten a los cursos del Verano Infantil del Centro Universitario de la Ciénega (CUCiénega).

Fue en las inmediaciones de la caseta de cobro de la autopista Guadalajara-Morelia, ubicada en la localidad de San Martín de Zula, al norte de Ocotlán, donde el pasado 12 de julio autoridades del centro universitario, Proyecto RIO y de la autopista acudieron, junto con 28 niños, para plantar los ocotes y así contribuir a la mejora medioambiental, pero además a regresar la identidad local a su municipio, aumentando la presencia de este tipo de pino que por décadas caracterizó a la zona.

El coordinador de Extensión Universitaria del CUCiénega, Jairo de Jesús Nares Amezcua, dijo que el plantel trabaja de la mano con Proyecto RIO en el rescate de la identidad ocotlense. Por ello invitó a los padres de los niños para que sientan apego y responsabilidad frente al cuidado de su entorno.

“En la asociación hay participación de profesores y estudiantes del centro. Para la actividad de plantación de ocotes quisimos involucrar a los pequeños que participan en los cursos de Verano Infantil 2018, que se realizan en el plantel, para que tuvieran la experiencia. Fueron 28 niños a los que llevamos, previa autorización de sus padres, así como la participación de 14 prestadores de servicio social”, comenta Nares Amezcua.

Asevera que este tipo de acciones empata con el interés del CUCiénega de crear más espacios verdes, así como de tener un compromiso social con la región.

En esta ocasión fueron 73 ocotes plantados, de 300 ejemplares, distribuidos en distintos lugares de la ciudad. Al respecto, la encargada de reforestación de Proyecto RIO, María Guadalupe Velarde Aguilar, comparte que aún están analizando algunos puntos para conocer la factibilidad de que los árboles crezcan de forma adecuada.

“Los árboles vienen de semillas que fueron obtenidas de la localidad de San Pedro Itzicán, en el municipio de Poncitlán, y que crecieron en un vivero. Queremos que estos árboles estén en lugares clave y representativos de los accesos a Ocotlán, para que cuando lleguen o se vayan las personas identifiquen a la ciudad con estos ocotes, que son los que le dan el nombre al municipio”.

Expresó que también unieron esfuerzos con los encargados de la caseta de cobro de la autopista, para que en sus inmediaciones pudieran crecer 73 ocotes. Los puntos fueron indicados por ingenieros de la caseta, quienes estarán encargados de cuidarlos.

El presidente de Proyecto RIO, Francisco Estrada Hernández, explica que la reforestación es sólo una de las 12 iniciativas de esta asociación civil, que desde este año ha comenzado a emprender acciones con ayuda de la ciudadanía, escuelas, empresarios y autoridades municipales.

Para el caso de esta reforestación, Estrada Hernández refiere que la instancia líder de la iniciativa es la Asociación de Fabricantes de Muebles de Ocotlán (AFAMO) y que la coordinadora es Velarde Aguilar. Esto resultó a partir de mesas de trabajo que determinaron los objetivos para buscar una mejora íntegral de la Zona Metropolitana de Ocotlán, con la atención a temas de movilidad, limpieza de los ríos urbanos, promoción cultural y económica, rescate de sitios patrimoniales, entre otros.

Para esta actividad tuvieron el apoyo de la Cruz Roja de Ocotlán y elementos de seguridad, con el objetivo de salvaguardar la integridad de los pequeños y los integrantes de la asociación que plataron los árboles.

Líder de cultura

El CUCiénega mantiene una vinculación con Proyecto RIO, en la que este campus funge como líder en la iniciativa de cultura en el municipio. Con esto, el campus lleva actividades a los habitantes, cuyos focos centrales son la Casa de Cultura y el Museo de Antropología e Historia de Ocotlán (MAHO).

“Hemos iniciado un corredor cultural en Ocotlán, en el que se hacen presentaciones en colaboración con Cultura UDG y otras instancias artísticas y culturales. Desde junio, cada sábado hay un foro artístico. A un costado de la explanada de Casa de la Cultura tenemos una exposición de artesanos ocotlenses, donde ellos venden sus productos”, expresa Nares Amezcua.

Además, en la zona exterior del MAHO desarrollan actividades literarias, así como una muestra de pintura. Teatro, danza folclórica, ballet clásico y artes visuales son algunas de las expresiones artísticas presentadas.

Nares Amezcua apunta que esto es posible por el trabajo en conjunto con el Instituto Tecnológico de Ocotlán, la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID) y otras escuelas del municipio.

“La intención es que cada sábado los ocotlenses tengan un espacio en el que puedan aportar a la formación de la apreciación del arte y la cultura”.

La cita en el corredor cultural de Ocotlán es cada sábado, a las 19:00 horas, en el primer cuadro del Centro Histórico del municipio.



Nota publicada en la edición 979


Otros temas de interés