Foto: David Valdovinos

Primer Plano

Ingresan investigadores a la Academia Mexicana de Ciencias


Por su destacada trayectoria académica y la formación de recursos humanos en la actividad científica, ocho investigadores de la UdeG obtuvieron esta distinción

Por Mariana González
27 Agosto 2018

Ocho investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) ingresaron a la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) debido a su probada trayectoria académica, a la pertinencia de sus investigaciones en diversas áreas del conocimiento y a la formación de recursos humanos enfocados a la actividad científica.

Los ocho nuevos miembros de la AMC son: Jorge Luis Flores Núñez, Guillermo García Torales, Érik Valdemar Cuevas Jiménez, Marco Antonio Pérez Cisneros y Daniel Saldívar Navarro, del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI); Carlos Álvarez Moya, del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA); Edith Rosario Jiménez Huerta, del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) y Bárbara Vismanos Lamotte, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS).

La rectora del CUCEI, Ruth Padilla Muñoz, dijo que la AMC cuenta con 2 mil 844 miembros en el país, de éstos 40 son de la UdeG y 34 por ciento son académicos de este centro, porque es uno de los que más realiza investigación en ciencia básica.

Afirmó que el ingreso de los ocho académicos no es un nombramiento espontáneo, ya que, además de tener una amplia y destacada trayectoria académica, los integrantes deben tener el reconocimiento de sus pares, es decir, que académicos de renombre, que trabajan en la misma área de estudio, deben avalar su candidatura.

El académico que desea solicitar su ingreso a la AMC debe hacerlo mediante una convocatoria que exige que los aspirantes sean miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), además de contar con un sólido currículum, tener experiencia en la formación de recursos humanos en la ciencia y contar con el aval de dos expertos de su área.

Cada caso es analizado de manera minuciosa por un comité conformado por siete investigadores reconocidos a nivel nacional, quienes evalúan si el candidato tiene los méritos suficientes para ser miembro de esta organización.

El rector del CUCBA, Carlos Beas Zárate, explicó que la AMC reúne a miembros con trayectoria académica destacada que laboran en instituciones de México y el extranjero, además de reconocer y enlazar a científicos de diversas áreas del conocimiento.

Añadió que este organismo está dedicado a orientar al Estado mexicano y a la sociedad civil en los ámbitos de la ciencia y la tecnología; a la producción de conocimiento y su orientación hacia la solución de los problemas que atañen al país, y a fomentar el desarrollo de la investigación científica en diferentes sectores de la población.

El rector del CUCS, Jaime Federico Andrade Villanueva, afirmó que es importante el ingreso a la AMC de los académicos de esta Casa de Estudio, debido a que es uno de los organismos nacionales más reconocidos y uno de los órganos consultivos del Gobierno federal para diversos temas.

 

Carlos Álvarez Moya
Departamento de Biología Celular y Molecular

CUCBA

Miembro del SNI, Nivel I. Pionero en explorar los efectos del glifosato y otros pesticidas sobre el ADN.

“Mi área de desarrollo es la de la mutagénesis ambiental, que estudia cómo sustancias o agentes químicos pueden interactuar con el ADN y producir cáncer o envejecimiento precoz. Trabajamos con el problema de contaminación y cáncer en habitantes de El Salto y desarrollamos nuevos sistemas de prueba que detectan mejor alguna mutación determinada por un químico. Ahora trabajamos con los efectos de la sacarina para la salud. Entrar a la AMC es un gran orgullo, no sólo por mí, sino por las personas que trabajan a mi lado”.

 

Edith Rosario Jiménez Huerta
Departamento de Estudios Regionales (INESER)

CUCEA

Miembro del SNI, Nivel II. Realizó su doctorado en la Universidad de Essex, en Inglaterra.

“Durante algunos años hicimos un proyecto con colonias populares y sus retos urbanos de 11 ciudades consolidadas de nueve países de Latinoamérica; de ahí salieron muchas investigaciones y también se formaron muchos recursos humanos. Estos resultados fueron presentados a los gobiernos de esos países para realizar mejoras. Es un orgullo pertenecer a la AMC y también es una responsabilidad para alentar a los compañeros y especialmente a las compañeras, fue sorprendente saber que pocas mujeres están participando, sobre todo en las ciencias exactas.

 

Érik Valdemar Cuevas Jiménez

Departamento de Electrónica

CUCEI

Miembro del SNI en el Nivel II. Ha desarrollado investigación en temas relacionados con la robótica y la visión computacional. Fue becario del Departamento de Intercambio Académico Alemán (DAAD) y cursó su doctorado en la Universidad Libre de Berlín, en Alemania. Es autor de 100 publicaciones, de las cuales 85 son artículos en revistas especializadas en arbitraje, siete capítulos de libros y ocho libros escritos.

 

Jorge Luis Flores Núñez
Departamento de Electrónica

CUCEI

Miembro del SNI, Nivel II. Se ha dedicado al estudio del procesamiento óptico y digital de imágenes, a la reconstrucción tridimensional de objetos, la visualización de objetos de fase y el desarrollo de sensores ópticos. Es parte del núcleo básico de profesores que diseñó el programa curricular de la maestría y el doctorado en Ciencias en Ingeniería en Electrónica y Computación, y de la maestría y el doctorado en Ciencias de Materiales, que forman parte del PNPC. Ha realizado cuatro estancias de investigación en el Instituto de Física de la Universidad de la República, en Montevideo, Uruguay.

 

Guillermo García Torales

Departamento de Electrónica

CUCEI

Miembro del SNI, Nivel I, de la Academia Mexicana de Óptica (AMO), la Sociedad Americana de Opticia (OSA) y Senior Member de la Sociedad Internacional de Ingenieros Fotónicos (SPIE).

“Nos enfocamos en dos áreas, una es la aplicación de métodos ópticos para la detección temprana de cáncer de piel analizando biopsias; la otra es el trabajo en el bosque La Primavera para generar un mapa de riesgo para la prevención de incendios forestales mediante el poder calorífico de las hojas. Ser miembro de la AMC es un motivo de orgullo y de agradecimiento a la UdeG, que es la institución a la que estoy ligado desde que nací y que me ha formado”.

 

Daniel Saldívar Navarro
Departamento de Ingeniería en Electrónica

CUCEI

Miembro del SNI, Nivel II. Desde 2012 es editor invitado de la revista Mathemathical problems in engineering, especial issue: Computational inteligence and image processing, hindawi.

“Hemos aplicado nuestros algoritmos a robots mediante procesos metaheurísticos, que es imitar cómo los seres vivos resuelven problemas de manera grupal. Tenemos el proyecto de robots sociales que interactúen con el ser humano y muestren afectos y  reaccionen a indicios visuales para influir en los estados de ánimo. Entrar a la AMC es un reconocimiento que alienta el trabajo científico que hacemos con los compañeros investigadores”.

 

Marco Antonio Pérez Cisneros
Departamento de Electrónica

CUCEI

Miembro del SNI, Nivel I. Realizó su doctorado en la Universidad de Manchester, en Reino Unido.

“Hemos desarrollado robots y elementos para que un automóvil pueda navegar de forma autónoma. Seguimos trabajando en algoritmos evolutivos para la visión artificial de robots y de computadoras, en la “ciencia de datos” para extraer información no evidente y  mejorar ámbitos como salud, sector productivo y robótica. Estar en la AMC es un orgullo personal e institucional, también una responsabilidad porque piden nuestras opiniones como especialistas y tenemos que estar a la altura de esta demanda”.

 

Bárbara Vismanos Lamotte

Departamento de Clínicas de la Reproducción Humana

CUCS

Miembro del SNI, Nivel II. Ha realizado estancias académicas y de investigación en Francia y España, además del Massachusetts Institute of Technology (MIT) en Boston.

“Trabajamos en crear nuevas herramientas para cambiar los hábitos alimenticios y mejorar la atención en nutrición de los mexicanos, por ahora son encuestas tradicionales, pero estamos buscando que funcionen mediante algunas plataformas tecnológicas. Entrar a la AMC es un compromiso por el reconocimiento que supone, pero también para seguir trabajando en beneficio de la ciencia, sobre todo entre las niñas y mujeres. Es poner en alto el nombre de la UdeG y buscar impulsar la investigación en el Occidente”.



Nota publicada en la edición 982