Foto: Cortesía

Deportes

Entre los mejores del mundo


Primer atleta de la UdeG en conseguir este logro, Giovanni Bañuelos obtuvo bronce en la categoría de lucha del Campeonato Mundial

Por Laura Sepúlveda Velázquez
17 Septiembre 2018

Giovanni Bañuelos, integrante de la selección de lucha de la Universidad de Guadalajara, tenía muy clara la meta: participar en un Campeonato Mundial; el día llegó y cumplió la misión de obtener una medalla, fue de bronce, en una justa en la que participaron los mejores atletas del mundo.

Convencido de que el trabajo, la disciplina y la constancia dan resultados, expresó su satisfacción por el resultado obtenido.

“La verdad fue una experiencia que siempre había esperado, tenía tiempo que quería esto, otra meta que se cumplió fue quedar entre los tres primeros del mundo, estoy muy feliz de cumplir el objetivo que tenía a mediano plazo. Estoy contento de haber representado a la UdeG y a México”.

Antes de llegar a la medalla tuvo que enfrentar a rivales de Brasil, Japón y Rusia en una competencia de un alto nivel.

“Había muchos deportistas destacados de varios países, pero aunque fueran rivales fuertes no me iba a rendir. Cuando uno lo desea y se propone lo que quiere, tiene que cumplirlo, cuando vi la oportunidad tuve que aprovecharla, es ahora o nunca, a lo mejor no es el mejor resultado, pero esto no se queda aquí”.

El haber sido el único atleta de la UdeG en haber obtenido una medalla y el primero en la historia de la universidad para esta disciplina lo llena de orgullo.

“No había ningún luchador de UdeG que hubiera obtenido una medalla en un evento internacional, por eso persistí, quería hacer historia, ahora a preparar la siguiente meta, el proceso rumbo a Universiada Nacional donde espero obtener el oro, me quedan dos años y el objetivo es terminar en primer lugar”.

Otra de las competencias a la que espera asistir es el próximo campeonato mundial en dos años.

“En el mundial quiero tener un mejor papel, llegar a la final y trabajar duro, tengo dos años para entrenar, esta competencia me sirvió para analizar a mis rivales, ver qué me falta, qué necesito trabajar, además fue un fogueo para tener más visión”.



Nota publicada en la edición 985