Foto: Fernanda Velázquez

Talento U

Sayuri Sánchez Rodríguez


Trabajadora en el área de educación, del Museo de las Artes (MUSA), ganó el primer lugar del Premio de Literatura Hugo Gutiérrez Vega

Por Eduardo Carrillo
17 Septiembre 2018

Con el poemario Bas Jan Ader y otros intentos, la joven de 24 años, Sayuri Sánchez Rodríguez, trabajadora en el área de educación del Museo de las Artes (MUSA), de la Universidad de Guadalajara, ganó el primer lugar del Premio de Literatura Hugo Gutiérrez Vega.

Dicho reconocimiento, otorgado por la Dirección de Cultura del ayuntamiento de Guadalajara, busca premiar el talento de los jóvenes escritores de Jalisco, y a su vez rinde homenaje al poeta y académico mexicano.

Bas Jan Ader y otros intentos, trabajado por alrededor de cinco meses, consiste en una obra de más de 40 poemas en que la autora expresa diversas visiones del arte contemporáneo, en particular el performance, como los aspectos estéticos y una crítica sobre sus “fallas”.

Sánchez Rodríguez es originaria de Guadalajara y egresada de la licenciatura en Letras Hispánicas de esta Casa de Estudio. Desde 2016 colabora en el MUSA.

¿Cuál es el tema del poemario y cómo cuestiona al performance?
Como bien dice su nombre, es un intento de experimentación. Está construido en dos partes: una llamada “Utilería” y la otra “Los lugares bastos”. Bas Jan Ader —nacido en Holanda— fue un artista de los pioneros del performance. En su obra él trata mucho sobre la caída o la pérdida del control. Él muere en su última pieza, a los 33 años. Esta obra se llama “En búsqueda del milagro”. Se suponía que tenía que atravesar el mar Atlántico en un barquito. Entonces ponía todo su cuerpo en riesgo, en nombre del arte y eso me cautivó bastante, al punto que en este poemario hago otros personajes ficticios, como el colectivo Gusano Blanco. Dicho grupo se cuestiona sobre los materiales del performance, lo ven como una pieza estética que no se puede separar de las artes escénicas, pero ellos están muy interesados en ofrecer estas piezas en los museos; también es un tipo de parodia, porque estos chicos son muy jóvenes, y en cierta medida les sale un poco mal. Los intentos dentro de este arte son de amor, pero también de destrucción. Empecé cuestionándome en este poemario sobre los materiales que se usan para la conservación de las obras: el plafón, el plástico burbuja, que finalmente son objetos nada biodegradables. Contiene más de 40 poemas. La mayor parte está en verso libre, pero también quise retomar, por ejemplo, estilos de versificación, dígase canónica o redondillas. En redondillas hablo sobre una escultura que se roba los órganos de la gente para sobrevivir y algún día escaparse del museo. Respecto al abordaje de lo estético y las fallas, finalmente es algo que me parece muy bello dentro de las prácticas artísticas, es decir, el riesgo tienes que tomarlo y si no lo tomas, si sólo te estancas en las limitantes de la palabra, de los versos que ya existen, entonces no estás proponiendo mucho o no llegas a dónde quieres.

Háblanos sobre el reconocimiento
Me lo entregaron en Palacio Municipal, el viernes 31 de agosto. Obtuve el primer lugar. El segundo lugar fue para Susana Melissa Niño y el tercero para Gustavo Íñiguez Gómez. Son voces muy poderosas. En el concurso participaron más de 40 trabajos. Me siento muy honrada y con una responsabilidad muy grande. La verdad, soy fan de la obra de Hugo Gutiérrez Vega. Tuve la fortuna de conocerlo y platicar un poco con él. Me llamó mucho la atención el nombre del premio, por quien era, porque tuve un acercamiento con este personaje y porque me gustaría que las generaciones de poetas jóvenes lo conocieran.

¿Que nos puedes decir de tu trabajo y sobre tus gustos en las bellas artes?
Aquí en el MUSA fue el espacio donde trabajé las ideas de este poemario. Estar en las salas de exhibición todo el tiempo fue una gran excusa para empezar a hacer esto, sobre cómo funcionan los museos actuales, cuáles son sus preocupaciones, y que finalmente también tienen un lado humano. Me gustan los performance, también los impresionistas. Me gustaría saber más del arte del siglo XVII y XVIII.



Me llamó mucho la atención el nombre del premio, por quien era, porque tuve un acercamiento con Hugo Gutiérrez Vega y porque me gustaría que las generaciones de poetas jóvenes lo conocieran
Nota publicada en la edición 985


Otros temas de interés

13 / Mayo / 2019

6 / Mayo / 2019

29 / Abril / 2019

8 / Abril / 2019

1 / Abril / 2019

25 / Marzo / 2019

18 / Marzo / 2019