Foto: Abraham Aréchiga

Universidad

De redes sociales y medios de incomunicación


El sociólogo Manuel Castells dictó la conferencia “Creatividad y cultura digital” en el Paraninfo Enrique Díaz de León

Por Julio Ríos
24 Septiembre 2018

Paradojas de la era digital: las redes sociales conectan pero también fragmentan. Y los medios de comunicación se han convertido en medios de incomunicación.

Así reflexionó Manuel Castells Oliván, al dictar la conferencia magistral “Creatividad y cultura digital” en el Paraninfo Enrique Díaz de León de la Universidad de Guadalajara (UdeG), como parte de la décimo quinta edición del Encuentro de Humanistas de la FIL 2018.

Y es que, para el Doctor Honoris causa por la UdeG, de todo el cúmulo de información y posibilidades que brinda el Internet y el hipertexto, como la herramienta más básica de comunicación interactiva, las personas sólo toman un fragmento.

“La lógica de la comunicación digital no sólo lleva al hipertexto, sino a mi hipertexto. Ni ustedes ni yo vivimos en el hipertexto general, sino que tomamos un fragmento, nuestro fragmento, que es individualizado, que no es cultura socializada, no es cultura general, y vivimos en ese fragmento y no en el conjunto de hipertexto”, describió Castells, quien se ha desempeñado como catedrático en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y en la Universidad de Oxford.

El sociólogo amplió así la idea: “Sabemos que la mayoría de las personas en el mundo no miran la televisión o leen los diarios para informarse, sino para confirmarse. Porque nadie mira los programas con los que saben que no están de acuerdo. Nada más miran los programas con los que saben que están de acuerdo para tomar argumentos para opinar. Y lo mismo con los diarios. Eso es muy serio, porque quiere decir que los medios de comunicación se han convertido en medios de incomunicación”.

Agregó que el hipertexto de Internet se ha vuelto una infinita serie de fragmentos, lo cual, irónicamente, marca un mundo de comunicación tecnológica y de incomunicación de sentidos y experiencias.

“Eso es la base de la construcción de un mundo de yo y los otros —abundó Castells—. Los que no me interesan son los otros. Es decir, son alienígenas, no humanos. Y eso es la base de la violencia. Porque si no son como yo, y no somos humanos, me van a matar. Mejor que los mate yo antes. Es la no comunicación en las sociedades y la construcción de universos paralelos de sentido; es la base de la violencia”, dijo.

Explicó que la crisis de las instituciones agrava este tema, ya que el Estado o la Iglesia armonizaban ciertos códigos de convivencia, pero desde la perspectiva de los jóvenes ya no se pueden fiar ni de los gobiernos ni de las religiones.

En la conferencia del viernes 21 de septiembre, detalló que la creatividad está más que nunca presente en la red y es motor de la innovación, y aunque muchos se quejan de la violación a derecho de autor en internet, además de que técnicamente es inevitable, la realidad es que la red permite un proceso de creación colectiva, que es inherente a la humanidad, pues de esa forma se ha construido el conocimiento a través de los siglos.

“Somos redes neuronales en interacción con redes sociales y redes naturales. La creatividad se origina mediante el cruce de las fronteras biológicas de cada persona para relacionarse con otras. Ese cruce de fronteras es lo que llamamos comunicación y es el fundamento social de la vida humana”.

Definió a la creatividad como la capacidad humana de crear nuevo conocimiento, con nuevo sentido, y la innovación, a partir de esa creatividad, añade valor a un producto o proceso. Dicho proceso, que no es específico del arte, sino de toda forma de creatividad y toda clase de objetivos, es lo que da una luz de esperanza, consideró el catedrático español.

“Artistas somos todos, y todos somos sujetos emotivos de ese arte que nos hace llorar y reír como si volviéramos a crear en la vida. La creatividad artística es origen de significado y sentido común de la cultura digital”, recalcó Castells.



Nota publicada en la edición 986