Foto: Mariana Hernández León

Sociedad

Estrategias para combatir la violencia de género


Realizaron Foro Multidisciplinar para la prevención y abordaje del acoso y el hostigamiento

Por Mariana González
1 Octubre 2018

En México 17.4 por ciento de las mujeres de 15 años o más que acudieron a la escuela en el último año tuvieron una experiencia de acoso sexual, lo que representa a 1.3 millones de adolescentes y adultas que han pasado por este trance, dijo el investigador del Centro de Estudios e Investigaciones en Psicología Forense, adscrito al Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Francisco José Gutiérrez Rodríguez.

Durante la conferencia inaugural del Foro multidisciplinar para la prevención y abordaje de la violencia, el acoso y el hostigamiento, que se desarrolló en dicho plantel, el especialista dijo que 50 por ciento de esas mujeres sufrieron la agresión sexual en la preparatoria y 36 por ciento en alguna institución de educación superior.

Dichos resultados obligan a repensar cómo se están generando las relaciones al interior de las escuelas y cómo tener estrategias para evitar este tipo de violencia, aseguró.

“Es urgente contar con un procedimiento único y efectivo. Una víctima de acoso se siente a veces confundida, deprimida, humillada y abandonada por las instituciones e incluso por la familia, que muchas veces le dice que tiene que cargar con su cruz” dijo.

Estas situaciones, sumadas a la mala atención que le dan en las instituciones y la actitud de los funcionarios, que en muchas ocasiones sufren de agotamiento emocional, “es un nuevo nivel de victimización”, indicó.

Gutiérrez Rodríguez afirmó que es necesario que los funcionarios que atienden las denuncias y los profesionales de la salud involucrados tomen en cuenta conductas más sutiles, como una mirada lasciva o una insinuación que, según el agresor, “iba con buenas intenciones” y que se califican como criterios altamente subjetivos.

“Una de nuestras tareas, como profesionales de la salud, es operacionalizar estos criterios subjetivos porque el que es acosador, el que hostiga, no necesariamente va a tener como única conducta la mirada lasciva, va a tener cercanía, va a tener contacto con la víctima y va a querer ganar la confianza y otras múltiples estrategias; por lo que hay que analizar cada caso con perspectiva de género”, subrayó.

Aseguró que la UdeG ha firmado un convenio con ONU Mujeres para poder vigilar las perspectivas de género “que, a muchos, aún cuesta trabajo tener cuando se trata del tema de la violencia sexual y las prácticas normalizadas de acoso”.

“También ha proyectado una serie de acciones para no tener tolerancia en torno a este fenómeno, pero que no se trata de que la persona reciba un castigo o de generar sanciones, sino de crear una cultura para la paz y una convivencia más sana”, explicó.

Recalcó que el Protocolo UdeG contra el Acoso busca sensibilizar sobre las formas de acoso, registrar los casos de violencia de cualquier tipo que se presenten y sancionarlos conforme a la normativa, y que sean aplicables a toda la comunidad universitaria y no sólo a los estudiantes.

El foro es organizado por el CUCS, en conjunto con la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación y la Cátedra UNESCO de “Igualdad y no discriminación”.



Nota publicada en la edición 987


Otros temas de interés