Foto: Gustavo Alfonzo

Deportes

De las clases a las competencias


Después de un torneo de kick boxing, en que destacaron administrativos de la UdeG, el Programa de Salud Organizacional pretende llevar a torneos quienes practican las otras disciplinas que ofrece el UdGym

Por Laura Sepúlveda Velázquez
15 Octubre 2018

Cinco trabajadores de la Universidad de Guadalajara que forman parte de la clase de kick boxing del Programa de Salud Organizacional (PSO), destacaron en su participación en la XIV Copa Tai Yon, celebrada en días pasados en el Parque de la Solidaridad, y en la que obtuvieron una medalla de oro y dos de bronce.

Este es el primer paso para poco a poco involucrar a los trabajadores que así lo deseen en la parte competitiva, expresó Ramón Barbarín, responsable del área de Cultura Física y Deporte del PSO.

“Es parte del proceso que queremos que ellos vivan y sientan, es padre venir a clases, pero es mejor ir a experimentar lo que estuviste practicando, por eso la intención de empezarlos a involucrar, ellos fueron los primeros, seguiremos con los de salsa y así sucesivamente”.

Dijo que el balance de esta primera competencia fue bastante bueno y ya notan una mejora en las clases.

“El ser humano necesita competir y ponerse metas, es lo que queremos lograr, y con esto el trabajador se exige un poco más. Ahora noto compromiso, somos una familia, y eso va ayudar a que siga creciendo el área”.

Fernanda Velázquez, quien se desempeña como fotógrafa en la Coordinación General de Comunicación Social, obtuvo la medalla de oro en la categoría de principiantes y empezó a practicar este deporte debido a que anteriormente entrenaba artes marciales mixtas.

“Me metí, me dijeron de la copa, tenía dudas de participar, decidí que sí y tuvimos un arduo entrenamiento, tuve un mes para prepararme y tener buenos resultados. Siempre tuve nervios en la competencia y me gustó, porque aprendí de vivir la experiencia, en febrero hay otra y quiero prepararme para ella”.

Isaac Barbosa y Jehú Delgadillo se adjudicaron la medalla de bronce, resultado que dejó satisfecho a este último, quien se desempeña en el área de desarrollo de software de la Coordinación General de Tecnologías de la Información.

“Llego en mayo al gimnasio con la inquietud de hacer ejercicio, me gusta este deporte porque estaba buscando algo para sacar el estrés y bajar la panza, nunca había participado en ningún torneo y le encontré el gusto”.

Joel Solís, quien es chofer en la Coordinación General Administrativa, se ubicó en cuarto lugar, se integró al equipo para hacer algo de ejercicio, especialmente por las horas que a veces pasa uno sentado en el trabajo.

“Me estuve entrenando durante unos cuatro meses, no tan intenso, y cuando llegó la invitación iniciamos dos meses pesados de preparación y fue una experiencia buena, siempre con mucha actitud de ir a la competencia por el honor y de superarnos a nosotros mismos y demostrarnos que sí podemos hacerlo. Me voy contento con el resultado y lo logrado y con mucha motivación para el próximo torneo”.

Adrián Velasco labora en el área de soporte técnico de la Secretaría General, él se ubicó en el quinto lugar de la competencia, desde abril empezó a asistir al gimnasio donde le comentaron de las clases y se incorporó.

“Le agarré buen gusto al deporte, llevaba tiempo sin hacer ejercicio y con esto me siento feliz y tuve una trasformación en estos seis meses”.

Ulises Hernández, entrenador del equipo, destacó que el trabajo fue intenso y los muchachos se motivaron.

“Fue un evento nacional con competidores de Aguascalientes, Tepic, Chiapas, Jalisco, fueron buenos resultados tomando en cuenta que era el primer evento en el que participan los trabajadores”.

Dijo que esta disciplina puede ser practicada por cualquier persona y con ella adquirirán mejor condición, además de que beneficia a quien la practica en las diversas áreas donde se desempeña.

Invitó a la comunidad universitaria a sumarse a las actividades gratuitas de UdGym que pueden ser consultadas en la página de Facebook: https://www.facebook.com/programadesalududg/



Nota publicada en la edición 989