Foto: Fernanda Velázquez

Primer Plano

Supercómputo, tecnología de vanguardia en la UdeG


La semana pasada se inauguró el Centro de Análisis de Datos y Supercómputo de la Universidad de Guadalajara,  uno de los centros con mayor capacidad de cómputo en América Latina

Por Laura Sepúlveda Velázquez / Iván Serrano Jáuregui
22 Octubre 2018

El Centro de Análisis de Datos y Supercómputo de la Universidad de Guadalajara (UdeG), espacio que cuenta con una máquina de 500 teraFLOPS de procesamiento para contribuir en investigaciones médicas, matemáticas, de astronomía, fue inaugurado la semana pasada en el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA).

Este centro, adscrito a la Coordinación General de Tecnologías de la Información (CGTI), tiene como propósito ofrecer soluciones a problemas complejos y de impacto social, mediante el empleo del cómputo de alto rendimiento y el análisis de datos.

El Rector General de la UdeG, Miguel Ángel Navarro Navarro, dijo que el centro posiciona a esta Casa de Estudio como una de las universidades públicas estatales más avanzadas en el ámbito de la tecnología informática y entre las mejores de América Latina.

“Durante las últimas décadas se han puesto en marcha estrategias para incorporar las tecnologías digitales y con ello, en varias ocasiones, nos hemos puesto a la vanguardia en esta materia. El equipo de supercómputo nombrado Leo Atrox, busca fortalecer la investigación en la Red Universitaria, así como contribuir al desarrollo científico y tecnológico de nuestro estado y del Occidente de México”, dijo.

Expresó que actualmente la Universidad no sólo produce conocimiento, sino también fomenta la transferencia tecnológica, la invención y registro de patentes, la creación de ecosistemas de innovación y, en materia de investigación, cuenta con el potencial suficiente que se refuerza con la inauguración de este centro.

“Nuestra Casa de Estudio forma parte de la Red Mexicana de Supercómputo, lo que ofrece la oportunidad de crear, con otras instituciones, clústers o conexión entre equipos de alta computación y grids o mallas de superordenadores. Leo Atrox está en disposición de ofrecer servicios computacionales de alto rendimiento, nos interesa fortalecer los lazos de colaboración con instituciones de los tres órdenes de gobierno y que, además, sea una herramienta de gran utilidad en la búsqueda de soluciones a problemas complejos que aquejan a la comunidad”, señaló.

La Vicerrectora Ejecutiva de la UdeG, Carmen Enedina Rodríguez Armenta,  destacó  la apuesta permanente y el esfuerzo de la Universidad para estar en la frontera del conocimiento.

“León de gran cerebro, tiene 150 nodos, 2 sistemas de almacenamiento de 240 Terabytes y 1.2 Petabytes de segundo nivel, con 504 Teraflops de rendimiento. Es decir, más de 500 trillones de instrucciones de coma flotante por segundo”, destacó.

Añadió que los países con índices de innovación y competitividad altos cuentan con los equipos de supercómputo más potentes del mundo, lo que les ha ayudado a seguir avanzando en el desarrollo de sus investigaciones científicas, permitiendo así el incremento de su economía y la calidad de vida de sus habitantes.

El Secretario de Innovación Ciencia y Tecnología, Jaime Robles Reyes, resaltó la creación de este centro en Jalisco para seguir potenciando en ecosistema de innovación, ciencia y tecnología que han desarrollado.

“Estamos en el momento adecuado para que la UdeG tome el liderazgo de Latinoamérica para este centro de análisis de datos y computación. Espero que la Universidad siga teniendo esa visión a futuro que tanta falta nos hace”, precisó.

El supercómputo (cómputo de alto rendimiento) es uno de los pilares para la creación de conocimiento y su aplicación, y se ha convertido en una herramienta esencial para la competitividad internacional en ciencia e ingeniería.

Las computadoras de alto rendimiento ofrecen soluciones a problemas complejos dado que poseen capacidades de procesamiento, comunicaciones y almacenamiento que son decenas o centenas de veces mayores que las usadas por computadoras convencionales. Una supercomputadora puede realizar en unos cuantos días cálculos que en computadoras personales tomarían años para terminarse.

En México existen centros de supercómputo en Puebla, San Luis Potosí, Ciudad de México, entre otros, y ahora en Jalisco, la Universidad de Guadalajara ha creado el Centro de Análisis de Datos y Supercómputo-CADS, siendo éste uno de los centros con mayor capacidad de cómputo en América Latina.

Además, su uso permitirá realizar investigaciones y procesos de análisis de datos en plazos muchos más cortos y con un alto grado de certeza en los resultados.

Jornada de supercómputo
El amor por el estudio y la generación del conocimiento ha sido lo que ha llevado a Mateo Valero Cortés a convertirse en uno de los científicos más prolíficos de Europa y a ser el director del Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona (BSC, por sus siglas en inglés).

Así lo refirió él mismo durante la charla inaugural de la Jornada Universitaria de Supercómputo, que organizaron la Universidad de Guadalajara (UdeG) y la Red Mexicana de Supercómputo (Redmexsu).

Valero Cortés destacó que “los países más ricos son los que han invertido en investigación. Es la única forma de salir fuertes para competir y colaborar. La investigación buena es la que se aplica. Si en una universidad creamos un grupo de calidad científica, el dinero no será problema”.

El especialista en informática aplicada al desarrollo de supercómputo ejemplificó cómo desde el BSC se han desarrollado compiladores, optimizado líneas de códigos y proyectos con mejora de la memoria compartida.

Desmostró cómo en el BSC, gracias a su computadora Marenostrum (con procesamiento de 13.7 petaflops), han analizado problemas que se estudian desde las ciencias de la vida como el comportamiento de virus y otras enfermedades; por las ciencias de la tierra como la calidad del aire, dispersión de polvos, agricultura y otras; y por las ciencias computacionales como inteligencia artificial, análisis de datos, etcétera.

“La cooperación y la multidisciplinariedad son lo más importante en el supercómputo; necesitamos a la gente indicada para conocer las necesidades de las arquitecturas y los programas que realizamos”, recalcó.

El Rector General de la UdeG, Miguel Ángel Navarro Navarro, señaló que este encuentro y las charlas de los ponentes estimulan el desarrollo de investigaciones.

“Es significativo unir esfuerzos con la Redmexsu. Un país escolarizado es capaz de crear su propio conocimiento, de crear tecnología de punta para productos y servicios. Hoy el conocimiento es el soporte de la competencia mundial, las ventajas competitivas son el uso del conocimiento y las innovaciones tecnológicas”, externó.

El titular de la Coordinación General de Tecnologías de la Información (CGTI) de esta Casa de Estudio, Luis Alberto Gutiérrez Díaz de León, dijo que esta jornada busca detonar colaboraciones interinstitucionales de gran impacto.

“Si estamos en una cuarta revolución industrial, el supercómputo es un protagonista de esta profunda transformación, pues permite realizar investigaciones que inciden en el desarrollo social”, dijo.

Al finalizar la conferencia, Valero Cortés recibió un reconocimiento y una pieza artesanal que representa un jaguar, creada por indígenas wixárikas.

La importancia del supercómputo
¿Para qué serviría tener una supercomputadora con un procesamiento de 500 TeraFLOPS en Jalisco? La máquina más rápida del país (llamada Leo Atrox) no sólo sería útil para generar investigaciones que involucran datos que tardarían años en ser computados si se hicieran en un ordenador personal, sino que también ayudaría a estimular a las industrias.

Una de éstas podría ser la creativa. Un ejemplo es la posproducción de video, donde el render de un archivo, que tarda horas o días, con el supercómputo podría lograrse en cuestión de minutos o segundos.

Es tan sólo un escenario que comentó el Coordinador General de Tecnologías de la Información (CGTI), de la UdeG, José Alberto Gutiérrez Díaz de León, al término de la Jornada Universitaria de Supercómputo en el Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA).

“En este tipo de industria, que es tan competitiva, tenemos que acercar tecnología de este tipo para tener tiempos de respuesta menores y que nos permita, como país, colocar producciones de cine en la escala global”, explicó.

Otra área en la que podría ayudar Leo Atrox, podría ser el análisis de comportamientos sociales en la web, como ya lo hace Facebook y Google.

No hay disciplina o área de la ciencia que no necesite valerse del supercómputo para desarrollarse; por eso, recordó, en el CADS todos los investigadores (sin importar la universidad de la que provengan), así como la industria, serán escuchados para poder ejecutar sus estudios.

“Como institución buscamos aportar al desarrollo del Estado, por lo que este espacio permitirá una vinculación con la industria y generar esquemas de competencias”, dijo.

Una jornada productiva
En los dos días de la Jornada Universitaria de Supercómputo, el 16 y 17 de octubre, expertos, investigadores y encargados de esta área en distintas instituciones se reunieron para compartir conocimientos, pero sobre todo, crear una radiografía sobre la situación en la materia en el país.

“Esto nos ha permitido tener una colaboración con instituciones, cosa que no era tan frecuente. En esta ocasión conversamos con los directores de los centros de supercómputo del país y de España, y eso nos permitió compartir ideas, cómo lo estamos percibiendo en el entorno global; así como apoyar en el desarrollo de una estrategia de supercómputo en el país”, expresó el titular de la CGTI.

Algunas colaboraciones que tiene la UdeG es con la Universidad de Sonora (Unison) y el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE).

La encargada del Área de Cómputo de Alto Rendimiento de la Unison, María del Carmen Heras Sánchez, quien ya tiene 17 años involucrada en la materia, recomendó a la UdeG distintos aspectos que optimicen el trabajo de la máquina.

“La UdeG, con este nuevo centro, tiene el reto del consumo de energía. En Sonora estamos trabajando en la creación de arreglos de celdas solares que generen energía exclusiva para el consumo del equipo de supercómputo. Por otro lado está el enfriamiento, control de humedad; son equipos muy caros que trabajan de forma optimizada todo el año”, compartió.

Además, esta jornada propició que esta Casa de Estudio enfocara su mirada al otro lado del Atlántico, para fortalecer el trabajo que comienza a tomar forma en el CADS.

 “Ya tenemos un convenio de colaboración con el Centro de Supercómputo de Barcelona (BSC, por sus siglas en inglés), cuyo equipo vino a capacitar a los ingenieros de la UdeG. Formalizamos un convenio de colaboración con la Fundación Computación y Tecnologías Avanzadas de Extremadura (Computaex), con la que tenemos la intención de crear grupos de investigación de manera conjunta”, recalcó.

Manos a la obra
Será a partir de inicios de 2019, cuando el CADS abra una convocatoria para que estudiantes de posgrado e investigadores puedan postular sus trabajos de investigación para que sean corridos en la Leo Atrox.

Este proceso será tres veces al año, con el fin de destinar tiempos para que los interesados puedan hacer uso de las instalaciones.

La encargada del Área de Diseño de Sistemas y Arquitectura de Software, Lizette Robles Dueñas, comentó que en esta semana varios interesados se han acercado; sin embargo, se necesita considerar cuáles son los software de compilación que se tienen que instalar y definir las horas máquina que darán a los investigadores.

 “Lo que planteamos es que sean estudiantes de posgrado con un plan de investigación, y sobre ésta se pueden trabajar los algoritmos. Es una convocatoria como cualquier otra, que se revisa por un comité académico y cómo vamos a implementar el supercómputo”, invitó el coordinador de Operaciones y Servicios de la CGTI, Jorge Lozoya Arandia.

A la fecha, una decena de proyectos de investigación ya están contemplados para que sean analizados en el CADS. No descartan que puedan existir investigaciones que no rindan frutos por la mala administración del tiempo, por lo que optimizarán los procesos para que sean presentados avances sobre lo que se estudia. Dicha convocatoria sería dada a conocer en http://cgti.udg.mx/ ©



Nota publicada en la edición 990


Otros temas de interés