Foto: Archivo

Universidad

Historia de una deserción


Soy Lidile es una publicación universitaria que relata historias de vida de estudiantes que dejaron la universidad

Por Julio Ríos
29 Octubre 2018

Cuando Luis veía que sus compañeros se comían su lonche durante el receso escolar de la carrera, a él se le “hacía agua la boca”; sus tripas “gruñían”, y  pensó en desertar porque no tenía dinero para comprar alimento.

Esta y otras historias son recopiladas en el libro Soy Lidile, de la autoría de Flor Alejandra Gómez Contreras, profesora investigadora del Departamento de Lenguas Modernas del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

El volumen, presentado en el Auditorio Carlos Ramírez Ladewig de dicho plantel, Campus La Normal, tiene el objetivo de fortalecer el sentido de identidad de la licenciatura en Docencia del Inglés como Lengua Extranjera, y compartir historias de éxito para evitar la deserción escolar, pues alienta a los alumnos de primer semestre con consejos de supervivencia; además, habla de los riesgos de ser joven y sus crisis.

“Uno de los puntos críticos que me llevó a hacer este trabajo es que en un solo semestre llegué a tachar a 11 alumnos de la lista. Esto me puso a reflexionar en todo lo que tuvo que pasar un alumno para llegar a la Universidad de Guadalajara, y dónde están, qué pasó, por qué se fueron, por qué no pudimos detenerlos. El sentido profundo del libro es cómo trabajar vías para la permanencia de los estudiantes en la carrera”, explicó Gómez Contreras.

El libro detalla que la presentación de este experimento didáctico es el fruto de una clase y un esfuerzo para evitar la deserción escolar y fortalecer la identidad universitaria de los futuros docentes de lenguas, cuya experiencia puede ser extensiva a otras carreras.

Aglutina, además, varias tareas realizadas por los 14 jóvenes que comparten su testimonio.

“La complejidad social y económica se refleja en nuestra carrera, y en todas”, declaró Gómez Contreras.

Uno de los capítulos, por ejemplo, da cuenta de situaciones que han puesto a los alumnos en cercanía con la muerte. Y en otro relatan alguna crisis existencial que los hizo dudar de continuar la carrera, o que derivó en la deserción de un compañero.

“Esto es para conocer lo que enfrenta un joven en esta época al cursar una licenciatura. Y lo que significa ser joven en México, que es de alto riesgo”, añadió la autora.

El libro cierra con testimonios de los jóvenes sobre el valor de la amistad y consejos para los alumnos de primer ingreso, a quienes, por cierto, se les obsequió el libro editado por la propia académica.



Nota publicada en la edición 991