Foto: Max Ortiz

Tonalá

Construyen horno sin humo


El proyecto, que incluye además un taller, es parte de un Programa itinerante desarrollado por la Escuela Nacional de Cerámica

Por Leslie Urzúa Jáuregui
29 Octubre 2018

En el mes octubre inició la construcción y el taller de “Hornos de leña sin humo” en el Centro Universitario de Tonalá, que tiene como objetivo beneficiar al mayor número de artesanos productores de cerámica en México, contribuyendo al cuidado de su salud así como la protección del medio ambiente. El horno se inauguró oficialmente el 16 de octubre en las instalaciones del CUTonalá.

El proyecto se desarrolló en el campus por ser un lugar dedicado a la enseñanza de la artesanía y que tiene como visión el cuidado del medio ambiente. En el proceso de construcción participaron y se capacitaron a alumnos del CUTonalá  y  alfareros ceramistas becados por la Escuela Nacional de Cerámica (ENC).

David Aceves, académico del CUTonalá y parte del proyecto de la ENC, explicó que existe un convenio esta institución y la Universidad de Guadalajara, “la idea nace debido a las circunstancias de la alfarería en México, la mayor parte de los hornos en el país no han sido modificados desde hace aproximadamente 500 años, desde que los españoles introdujeron los hornos de tiro abierto.

El horno fue diseñado por el maestro japonés Masakazu Kusakabe, que lleva más de 30 años construyendo este modelo. En 2017, Kusakabe visitó la Escuela Nacional de Cerámica, en donde conoció a Yusuke Suzuki, profesor en el Centro Universitario de Tonalá con una especialidad en hornos eléctricos y de gas, y quien estuvo trabajando con el maestro Kusakabe como interprete, aprendiendo todo lo relacionado con la fabricación del horno.

A partir de la construcción de un primer horno en la Escuela Nacional de Cerámica, Suzuki hizo adecuaciones para desarrollar lo que hoy es el taller “Hornos de leña sin humo en México”, con un modelo que, al ser de baja temperatura y hacerse con materiales locales, reduce sustancialmente el costo de producción a una cuarta parte, haciendo más viable su réplica.

Yusuke Suzuki se encarga de hacer una investigación profunda de los materiales locales de cada uno de los municipios en donde se va a llevar a cabo el taller y diseñar una capacitación integral, que va desde la realización de planos, resolución de cada una de las partes que componen el horno, la manera adecuada de alimentarlo con leña, para no consumir combustible de manera innecesaria, así como en el uso y medición de la temperatura con el termopar y el pirómetro.

El resultado es un horno de leña y cámara de combustión en tiro invertido completamente cerrado, que se caracteriza por ser libre de humo, lo que evita que contamine y perjudique a la salud de los alfareros por inhalación de humo, economiza el uso de la madera, incluso puede alimentarse con otros materiales como bambú o carrizo. Puede utilizarse para baja temperatura o alcanzar hasta 1300 ºC y además garantiza una combustión perfecta.



Nota publicada en la edición 991