Foto: David Valdovinos

Universidad

70 años de la enseñanza de la arquitectura en México


El CUAAD fue sede de la reunión número 100 de la Asociación de Instituciones de Enseñanza de la Arquitectura en la república mexicana

Por Iván Serrano Jáuregui
5 Noviembre 2018

Prevenir catástrofes como inundaciones, maremotos y sismos es uno de los retos que tienen los arquitectos; en esto coincidieron especialistas durante la reunión número 100 de la Asociación de Instituciones de Enseñanza de la Arquitectura en la República Mexicana (Asinea), que se realiza del 30 de octubre al 1 de noviembre.

Este encuentro, que inició actividades este martes en el Conjunto de Artes Escénicas, pretende que profesionales de la construcción, estudiantes y miembros de la academia participen en charlas y talleres que refuercen la mirada transdisciplinaria para la creación de proyectos que resulten seguros y resilientes.

Además, la reunión 100 de la Asinea celebra los 70 años de la educación de la arquitectura en México, cuyos orígenes radican en la creación de la Antigua Facultad de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

La Vicepresidenta Ejecutiva de la Asinea y Secretaria Académica del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), Dolores del Río López, recordó cómo esta Casa de Estudio ha sido un hito en la formación de generaciones de arquitectos, y recalcó el compromiso del arquitecto de contribuir en una mejor sociedad.

“Los arquitectos asumimos la responsabilidad de mejorar la formación teórica y práctica de las futuras generaciones para que puedan cumplir con las expectativas de la sociedad del siglo XXI en todo el mundo”, dijo.

El presidente de la Asinea y Director de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, Marcos Mazari Hiriart, refirió que el legado del arquitecto Ignacio Díaz Morales, fundador de la Antigua Facultad de Arquitectura de la UdeG, se materializa en el diálogo entre arquitectos de las distintas regiones del país.

“Durante situaciones de desastres naturales, las prioridades espaciales son la vivienda y la infraestructura para la educación y la salud. Es necesario consolidar las medidas de preparación y respuesta para robustecer la resiliencia en comunidades rurales”, mencionó.

Señaló que en México hay mucho padecimiento en materia de avalanchas, sismos e inundaciones, por lo que el arquitecto debe dar respuestas a estos problemas de forma anticipada.

“Cuando padecemos estas condiciones de riesgo no podemos partir de sus consecuencias, sino que tenemos que anticiparnos a ellas. Tenemos que estar preparados ante las consecuencias y, por ello, trabajar. Los desastres nos permiten darnos cuenta de que hay una carencia generalizada de evaluadores de daños, tanto en inundaciones como en sismos”, subrayó.

Recordó a los presentes en la Sala Plácido Domingo, que esta reunión permitirá explorar los aspectos constructivos, normativos y formales, así como los límites de la arquitectura respecto a otras disciplinas.

La reunión 100 de la Asinea tiene programadas, en estos tres días, 52 ponencias y la presentación de 13 carteles que sintetizan proyectos de investigación. Las actividades se realizan en el Conjunto de Artes Escénicas, la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco Juan José Arreola y el CUAAD sede Huentitán.

Tras la inauguración de las actividades fue galardonado al arquitecto José Luis Arias García, por sus 50 años de docencia en la UdeG y por ser uno de los pioneros en la educación de la arquitectura y urbanismo en Guadalajara, así como por ser testigo de la transformación.

“Arias García representa la calidad académica y el cariño de la comunidad universitaria. Es un referente en la formación de arquitectos; por eso, la Asinea y el CUAAD le otorgan este reconocimiento”, declaró Mazari Hiriart.

La primera conferencia magistral estuvo a cargo del arquitecto colombiano Alejandro Restrepo Montoya, profesor de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, quien presentó el tema “Arquitectura, ciudad y sociedad”, con el fin de dar a conocer cómo se ha desarrollado y buscado cambiar el paradigma urbanístico en la ciudad de Medellín.

Ejemplificó cómo se ha buscado rescatar las 284 microcuencas que van de los cerros al Río Medellín, eje central de esta urbe colombiana, con el fin de redignificar el espacio público, reincorporar el paisaje natural en el urbano y recomponer el tejido social de los barrios y asentamientos irregulares.

Durante la ceremonia de inauguración estuvieron presentes el director general de Educación Superior, Investigación y Posgrado de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología estatal, Luis Gustavo Padilla Montes; la Secretaria Administrativa del CUAAD, Eva Osuna Ruiz; el presidente de la Federación de Colegios de Arquitectos de la república mexicana, José Luis Cortés Delgado, así como otras autoridades municipales y universitarias.



Nota publicada en la edición 992