Foto: Fernanda Velázquez

Virtualia

UdeGAMES para niños y adolescentes


Este es un proyecto piloto para el desarrollo de videojuegos educativos que inició en agosto de 2017, en la Coordinación de Innovación Educativa y Pregrado

Por Martha Eva Loera
5 Noviembre 2018

Criaturas voraces que se alimentan de palabras, y a las cuales hay que eliminar para que no acaben con los libros; y científicos curiosos que desafían el tiempo, son las temáticas de los videojuegos BrinCuentos y The legendary guardians of science (Los legendarios guardianes de la ciencia), desarrollados dentro del proyecto UdeGAMES, de la Coordinación de Innovación Educativa y Pregrado (CIEP) de esta Casa de Estudio.

UdeGAMES es un proyecto piloto de laboratorio para el desarrollo de videojuegos educativos que inició en agosto de 2017. Es también una de las formas que tiene la CIEP de incursionar en ambientes de aprendizaje innovadores, explicó el jefe del área de Tecnologías para el Aprendizaje, Jorge Enrique López Campos.

Los videojuegos, además de medios de esparcimiento, tienen potencial para propiciar la concentración, el trabajo en equipo, la memoria a corto plazo, el manejo de la frustración y el cultivo de la perseverancia.

BrinCuentos tiene como objetivo acercar a los niños de 7 a 9 años a la lectura, incrementar su comprensión de textos, así como reforzar sus conocimientos de sintaxis y ortografía, detalló el lingüista Alberto Ramírez Lujano, diseñador de videojuegos y un profesional que lleva ocho años trabajando en esa industria.

“Desarrolla, además, las habilidades motoras de los pequeños, ya que tienen que controlar las palabras para colocarlas en el espacio correcto”, explicó.

Los legendarios guardianes de la ciencia, dirigido a adolescentes de 14 a 16 años, está diseñado para que los jugadores se familiaricen con principios de la física, detalló el maestro Luis Alejandro Hernández Rentería, uno de los productores de UdeGAMES.

El académico del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI), Juan Carlos Ibarra Torres, apoya con la validación de los contenidos y precisiones.

“Estamos enfocados en incluir la tercera Ley de Newton: ‘A toda acción corresponde una reacción’, y ejemplificarla a través de dinámicas de juego, con una esfera y resortes”, agregó Hernández Rentería.

El 20 de diciembre se darán a conocer y serán difundidos de manera ambos videojuegos. BrinCuentos, a través de IOS DE Apple, Y EN Android el primer capítulo de Los legendarios guardianes de la ciencia.

 

BrinCuentos
En este videojuego los monstruos destructivos llegaron a la Tierra para extinguir a los libros. Estas criaturas se alimentan de palabras, pero han cometido un error: se les ocurrió comer las letras del escudo de la Escuela Universidad. Eso despertó a los fieros leones, quienes están dispuestos a destruir a los invasores para recuperar las palabras y ponerlas otra vez  en los libros.

En este reto, los leones enfrentan un peligro: resucitar a los monstruos por no colocar las palabras en el lugar correcto, de acuerdo con sus significados y de manera que tengan sentido. Para ello tienen que leer los textos incluidos en el juego.

Existe una versión alfa del juego, pero se le agregarán más monstruos y otros personajes. Está enfocado en sumarse a los esfuerzos del Programa de Lectura de “Letras para Volar”.

“Los monstruos ya están diseñados, y ya está por finalizar el proceso de animación para continuar con el montaje en el videojuego”, subrayó Alberto Ramírez Lujano.

El juego incluye tres cuentos: Aventuras de una nube,  de Patricia Carrillo, que relata cómo ésta es empujada por el viento y crece hasta que llueve; La media luna, de la poeta Carmen Villoro, que versa sobre dos leones que quieren visitar el zoológico y Tassie, (en inglés y español para los niños que quieran aprender un segundo idioma), que cuenta la historia de una niña y su relación con las estrellas en el cielo, y cómo éstas le sirven para orientarse. El texto es de Alberto Ramírez Lujano.

 

Los legendarios guardianes de la ciencia
Stephen Hawking, tras haber creado su primer agujero negro, decide viajar en el tiempo para conocer a Nikola Tesla, y así poder aprender de éste. Ambos se dan cuenta de que Thomas Alva Edison robó el fragmento 139, el cual es fundamental para la energía alterna. Ahí inicia la aventura de este videojuego. Los científicos se unen en la búsqueda y viajan por el mundo y a épocas distintas.

Llegan a Londres, en 1720, y ahí se encuentran con Isaac Newton, quien les informa que Edison lo había engañado al decirle que Hawking y Tesla eran personas de malas intenciones. También tienen aventuras en Nueva York, en 1939, donde combaten contra Albert Einstein.

Los estudiantes  de la Preparatoria de Jocotepec de la UdeG —Pedro Alberto Reyes Padilla, David Sebastián Márquez González— fueron los que crearon el videojuego que explica de manera indirecta bases de la Física y utiliza a científicos que han aportado descubrimientos y estudios a dicha materia del conocimiento como personajes.

Posteriormente se unió al equipo y Fabio Maximiliano López Olmedo, en el área artística.

El videojuego ganó medalla de oro en la Final Continental del XII Concurso Latinoamericano de Proyectos Estudiantiles Infomatrix —evento que se realizó en Guadalajara, Jalisco— y posteriormente obtuvo la presea de bronce en Rumanía en la competencia Mundial de Tecnología Infomatrix 2018.

Personal de UdeGAMES se acercó a los estudiantes con el fin de retomar el juego y perfeccionarlo.

Luis Alejandro Hernández Rentería, de quien sugirió la idea de UdeGAMES después de una estancia en Suecia, explicó que cada científico tiene sus aportaciones a la ciencia, y cada jugador tendrá oportunidad de conocerlas.

La intención es que los profesores de física puedan utilizar el videojuego en clase, y a través de una experiencia lúdica sea más sencillo abordar estos temas complejos de asimilar.

 

Más de UdeGAMES
En el desarrollo de videojuegos educativos, dentro de UdeGAMES, están también involucrados el programador, ingeniero en computación Iván Herrera Maciel; además de la artista plástica y digital Nidia Bautista Cosío, y los prestadores de servicio social Laura Guadalupe Quevedo Hernández, quien estudia el séptimo semestre en Ingenería en Computación (CUCEI) y la voluntaria Lesly Jameson Hernández, estudiante del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD).

UdeGAMES cuenta con la colaboración de un equipo multidisciplinario de ingenieros, historiadores, matemáticos y expertos en  tecnologías para el aprendizaje, entre otros.



Nota publicada en la edición 992