Foto: Archivo

Libro

Poesía artesanal


Por Martha Eva Loera
12 Noviembre 2018

Makinaria Poétika tiene como característica ser un poemario original, en el que se combinan los textos escritos en ordenador con una manufactura artesanal, resultado del empeño de su autor Víctor César Villalobos “El Chiva”, un poeta que decidió no depender de las editoriales para dar a conocer su creatividad.

“El collage de imágenes que contiene es armado de manera tradicional con recortes y pegamento, montado en el programa Adobe Ilustrador. Los poemas están ‘labrados’ en ordenador”, explica el autor.

“El poemario está concebido para que refleje esa tensión entre el comportamiento humano y su interacción con las computadoras”, dice Villalobos.

Agrega que concibió el libro con un espíritu punky y de “hazlo por ti mismo”. Muestra un espíritu autogestivo de alguien que tiene que decir algo, lo quiere hacer, y “le importa un comino” quien se lo publique, pues la cuestión es que lo lean.

“Trato de buscar con mi poesía una liberación y ser contestatario a las formas establecidas. Mis poemas no tienen una métrica trabajada, aunque hay unas rimas muy tontas e infantiles. Mi intención es volver a ser niño, jugar con las palabras, hacer lo que se me diera la gana con ellas. Juego con lo tonto, con lo malhecho, con formas que ya son superadas en las poesía contemporánea”, explica.

El libro es resultado de la creación plasmada en palabras durante 2005, motivada por una forma muy libre de hacer poesía, influida por el dadaísmo —movimiento artístico que radica principalmente en la espontaneidad, lo absurdo e irracional— y el surrealismo, que trata de plasmar por medio de formas abstractas o figurativas simbólicas las imágenes del subconsciente y el mundo de los sueños.

“Del surrealismo siempre me ha gustado la posibilidad de la escritura automática y esa forma de crear imágenes aleatorias, pero con sentido propio, que nos permitan buscar nuevos lenguajes; en cuanto al Dadaísmo, me atrae la estética visual, y el punk recupera mucho de esa estética a través de los collages, del reciclaje. Los juegos con las formas ya establecidas dan un panorama muy rico para interpretar lo que conocemos”.

Una de las inquietudes que motivaron al autor fue reflexionar sobre lo que pasaba en la televisión, un medio de entretenimiento, como ahora lo son también las redes sociales o la plataforma Netflix. En aquel entonces tomaban relevancia los reportajes de Discovery Channel. Eran programas muy chafa, pero con datos históricos, con los que mucha gente nutría su acervo y cultura general.

Entre los temas que son tratados se encuentra asesinatos en serie, muy actual en un contexto en el que en días pasados fueron encontrados dos tráiler con cadáveres o ante los crímenes perpetrados por el “Mata indigentes”.

El autor trabaja también el humor negro con conceptos como raza, burlándose de la supremacía blanca del Tercer Reich y de cómo se cree que debe ser un hombre blanco; juega también con los términos religiones e historia y al mismo tiempo el autor se confronta así mismo y al lector.

Para “El Chiva” la poesía no está peleada con el sentido del humor. No tiene porque ser seria y solemne. “Vale la pena explorar las diferentes maneras de hacer poesía”, externa.

Víctor César Villalobos es egresado de la licenciatura de Letras Hispánicas de la Universidad de Guadalajara y considera a la poesía como un medio de expresión. Sin embargo, confiesa que llegó a esta manifestación artística porque no sabía dibujar ni tocar guitarra, “entonces por descarte, me volví poeta. Me siento bien escribiendo poesía y se entiende lo que escribo”, externó.

Los interesados pueden comprar el libro en la dirección de Facebook Arcadio Hidalgo (Naturamuerta Lesa) y en Instagram como @Chrontazar.



Nota publicada en la edición 993


Otros temas de interés

5 / Noviembre / 2018

24 / Septiembre / 2018

16 / Julio / 2018

18 / Junio / 2018

29 / Enero / 2018

15 / Enero / 2018

4 / Diciembre / 2017