Foto: Norman Navarro

Sur

CUSur, un campus para la investigación


Nuevos centros se suman a los que en estos años han estado generando estudios enfocados en la región, como los relativos a la Laguna de Zapotlán, la producción apícola y la nutrición

Por Laura Sepúlveda Velázquez
12 Noviembre 2018

Las áreas de investigación del Centro Universitario del Sur (CUSur), contarán en breve con nuevas instalaciones que beneficiarán los trabajos que ahí se realizan en diversas áreas del conocimiento.

Se trata del Centro Multidisciplinario de Investigación ubicado en el mismo campus, que albergará al Centro de Investigaciones en Comportamiento Alimentario y Nutrición (CICAN), el Centro de Investigación en Biología Molecular de las Enfermedades Crónicas (CIMIBEC), el Centro de Investigación en Emprendurismo, Incubación, Consultoría, Asesoría e Innovación (CIEICAI), el Centro de Investigación en Riesgos y Calidad de Vida (CIRCAV), así como el Centro de Investigación en Territorio y Ruralidad (CITER).

Lo anterior lo informó el rector de dicho centro, Ricardo García Cauzor, quien dijo que en el municipio de Gómez Farías, a nueve kilómetros de distancia del centro universitario, en un edificio que anteriormente era sede de la preparatoria se ubicarán el Centro de Investigaciones en Abejas (CIABE) y el Centro de Investigación Lago de Zapotlán y Cuencas (CILZC).

“Hace cinco años que iniciamos la administración, una de las primeras acciones fue hacer un diagnóstico de las funciones sustantivas de la universidad en el tema de la investigación, y era incipiente, por lo que decidimos sacudirla y eso nos permitió hacer una acción orquestada para impulsar el fortalecimiento de centros de investigación de acuerdo a las necesidades de la región”.

En el caso de Gómez Farías señaló que se realizará una inversión superior a los 8 millones de pesos en una superficie cercana a los 12 mil metros, con lo que además darán vida al municipio.

“Logramos captar recursos del gobierno federal por tres millones de pesos que permitieron la rehabilitación, y después pudimos destinar algunos recursos para vallas perimetrales y otros proyectos, como un Laboratorio de Producción Sustentable que va a acompañar estos dos centros. Están prácticamente concluidas las obras, estamos colocando voz y datos y esperamos que en breve ya lo podamos tener en operación; este va a ser un detonante maravilloso de este municipio. El del agua y de indicadores de las abejas es un tema crucial, no sólo para la región, sino a nivel mundial, y nos parecen de nodal importancia”.

Dijo que algunos de los resultados en el tema de abejas es que contribuyeron  a que se conformara el sistema producto, a organizar a los productores, canalizar todas sus iniciativas, y lograron llevar al Congreso del Estado una iniciativa que se convirtió en la Ley de fomento apícola, lo que habla de la capacidad de producción científica y de conocimiento que ha tenido el centro a lo largo de los últimos años.

“Tenemos investigaciones que han ayudado a entender el problema de fallecimiento de abejas, los temas de sanidad, y nos han ayudado a entender cómo en un polo de desarrollo agroalimentario como el nuestro la abeja puede participar de manera activa en beneficio de las personas y de los hábitats”.

En el caso de la Laguna de Zapotlán, indicó que en estos 30 años que han estado estudiándola propiciaron que fuera considerada un sitio Ramsar, y ahora está considerada como uno de los humedales más importantes del mundo.

“En este momento la producción de alimentos como aguacate y berries está siendo un elemento a estudiar, porque han tenido un impacto en nutrientes en la laguna y son temas de importancia para nosotros para garantizar que continúe siendo una laguna limpia, saludable y favorezca la vida en ella y de los que vivimos en la región”.

García Cauzor explicó que el Centro de Investigaciones en Comportamiento Alimentario y Nutrición les ha dado referencia nacional e internacional y es sede de la maestría y doctorado en Ciencia del Comportamiento con orientación en Alimentación y Nutrición.

 “En los últimos años hemos trabajado en red con varios centros y estamos por presentar una propuesta para la creación de un primer instituto de ciencias del comportamiento alimentario y nutrición”.



Nota publicada en la edición 993