Foto: Elizabeth Morales

Centenario

Arreola: estrambótico y estrafalario


Por Mariana González
3 Diciembre 2018

La obra del escritor Juan José Arreola fue poco difundida debido a una decisión personal del propio autor y también a que en su época fue despreciado por parte de la comunidad literaria mexicana debido a su extravagancia, afirmó su hijo Orso durante el homenaje al zapotlense en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Arreola contó una anécdota en la que aseguró que cuando la promotora y editora literaria española Carmen Balcells vino a a México, en la década de los sesenta, para negociar los derechos de publicación de algunos autores, propuso a Arreola distribuir sus obras en América Latina, a lo cual éste se negó por su lealtad a su amigo Joaquín Diez Canedo, quien era parte de la editorial Joaquín Mortiz.

“Fue un acto de fidelidad a un amigo muy querido. Arreola no tenía la perspectiva de que su obra fuera popular, siempre lo dijo”, contó.

En la charla Orso Arreola dijo que su padre sabía “que era un escritor para pocos lectores”, así se asumió y así era feliz, y afirmaba que tener a los argentinos Julio Cortázar o Jorge Luis Borges como lectores ya era suficiente y no necesitaba más, pues “valían por un millón de lectores”.

“Había una no comprensión de este escritor extraño, estrambótico, estrafalario con pelo largo, sacos de pana, chalecos de brocado, sombreros y capa que hicieron de él su propio personaje. Había una furibunda corriente nacionalista que al ver a este escritor un poco loco, lo tildaban de afrancesado” y lo despreciaban, dijo.

Agregó que los festejos del centenario del natalicio del autor de Bestiario y La feria lo han revivido y han ayudado a que su obra vuelva a estar cerca de sus lectores.

“Este año Arreola ha revivido. Está, por decirlo de alguna manera, más vivo que nunca y eso se debe al gran amor que me han demostrado que le tienen sus lectores en todo el país, por los homenajes y eventos, y porque se ha reeditado toda la obra de Arreola y se ha traducido al chino mandarín”, expresó.

En el homenaje, al que asistieron los familiares de Arreola, fue también recordado el recién fallecido escritor Fernando del Paso, quien originalmente iba a participar en la charla debido a la fuerte amistad que unía a ambos autores.

La escritora Sara Poot Herrera recordó cuando los narradores hicieron una gira por Europa para promover el recién instaurado Premio Juan Rulfo (del que Arreola ganaría la segunda edición, en 1992, y Del Paso en 2007), y ambos bromeaban en qué hubiera pasado si el escritor del Sur de Jalisco no hubiese muerto.

“Del Paso contó que Arreola le preguntó qué hubiera sucedido si él hubiera muerto antes que Rulfo, a lo que Del Paso respondió que hubieran creado el premio Juan José Arreola y se lo hubiera ganado Juan Rulfo”, contó Poot Herrera y provocó las risas del público.

Detalló que a Arreola y Del Paso los unen muchas coincidencias, ambos tenían ochenta y tres años cuando fallecieron, con diecisiete años de diferencia, casi por las mismas fechas, ambos fueron maestros de Vicente Rojo, estuvieron en el Centro Mexicano de Escritores, fueron críticos de arte y dramaturgos, y tuvieron varios premios, entre ellos, el que otorga la FIL Guadalajara antes y después de que perdiera el nombre de Juan Rulfo.



Nota publicada en la edición 996


Otros temas de interés