Foto: Fernanda Velázquez

Deportes

Universitarios en el Salón de la Fama


Georgina Contreras de la Torre, Juan  Ricardo López y Taylor y Carmen Gutiérrez ingresaron a este espacio que reconoce a los mejores deportistas de Jalisco

Por Laura Sepúlveda Velázquez
10 Diciembre 2018

Tres nuevos universitarios brillan con luz propia en el Salón de la Fama del Deporte de Jalisco, ubicado en el Polideportivo Revolución y que reconoce a las más grandes personalidades del estado en esta materia.

Este año tocó el turno a la titular de la Coordinación de Cultura Física,  exvoleibolista y seleccionada nacional Georgina Contreras de la Torre, al director del Instituto de Ciencias Aplicadas a la Actividad y el Deporte de la Universidad de Guadalajara, Juan  Ricardo López y Taylor, en la categoría de promotor deportivo, y a la karateca, egresada de esta casa de estudio, Carmen Gutiérrez.

A las participaciones que Georgina Contreras de la Torre tuvo en campeonatos mundiales, Juegos Centroamericanos y del Caribe, la selección Jalisco y su paso por el equipo profesional de Roma XII, etapa que se convirtió en la mejor de su vida y donde además se formó como entrenadora internacional y estuvo trabajando con niños, se suman los diversos cargos que ha ocupado en la gestión y administración deportiva, como ser titular del Consejo Municipal del Deporte de Zapopan, Coordinadora general de la región  IV del Consejo Nacional del Deporte Estudiantil, además de 33 años como académica en la Universidad de Guadalajara y los múltiples reconocimientos estatales y municipales.

Obtener esta distinción la llena de satisfacción especialmente por el ejemplo que brinda a sus nietos, a quienes busca demostrarles que con entrega y responsabilidad se pueden alcanzar las metas.

“Es muestra de todo lo feliz que he sido. Recuerdo cuando iniciaba, mi mamá me decía que qué iba a sacar del voleibol, que me pusiera a estudiar; ahora orgullosamente digo que por el voleibol me puse a estudiar y ahora por este deporte es por el que tengo tantas cosas”.

Agradeció a sus compañeros de voleibol, porque un deporte de conjunto no vale si no tienes quien lo complemente.

“Gracias a mis entrenadores, a mi esposo y a mis tres hijos y nietos, quiero que vean ellos lo hermoso que es el camino del deporte”.

En la categoría de promotor fue reconocida la trayectoria de Juan Ricardo López y Taylor, quien desde hace 40 años forma parte de esta Casa de Estudio y siempre ha estado vinculado con el deporte, con estudios de medicina, y que realizó una especialización en medicina del deporte que cursó en Italia y una estancia académica en la escuela de educación física de la Universidad de California, lo que le dio una visión diferente del deporte.

Además de la docencia y las labores de investigación y extensión, fue director de medicina del deporte en la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte y sub director en el área de actividad física del Consejo Estatal Para el Fomento Deportivo.

“Agradezco que se me haya promovido a eso, me motiva, creo que hemos logrado algo, no yo solo sino un conjunto de personas que ha colaborado conmigo”.

Carmen Gutiérrez, quien durante varios años representó a la UdeG en la Universiada Nacional, justa deportiva en la que obtuvo diversas medallas, agradeció el apoyo de sus padres durante su carrera deportiva.

“Porque ellos invirtieron en mí su tiempo, su amor, su sabiduría y sus exigencias. En momentos me llega la melancolía del deporte pero ahora mi principal reto es ser buena madre”.

Durante la ceremonia, quien hasta el cierre de esta edición fuera el titular del Consejo Estatal para el Fomento Deportivo, André Marx Miranda Campos, reconoció la labor de los nuevos 11 integrantes del Salón de la Fama.

 “Para mí es un gran honor dirigir el mensaje oficial de la institución que ha dado más resultados en casi dos décadas. Sobre todo porque tuve el gran honor de vivir gran parte de sus carreras, casi de codo a codo y acompañarlos en lo que fueron más triunfos que derrotas. Es un honor compartir esta felicidad y este entusiasmo. Los conozco a ustedes y a sus familias, y este salón, al día de hoy, se los reconoce y se los agradece”.



Nota publicada en la edición 997