Ensayo
¿Cartilla moral?
Foto: Archivo
Por Cuauhtémoc Mayorga Madrigal
21 Enero 2019

…todo acto de nuestra conducta se nos presenta como “disyuntiva”, es decir: hacer eso o hacer lo otro…

Alfonso Reyes,
Cartilla Moral

Entre los filósofos y teóricos dedicados al estudio de la moral, el anuncio del gobierno federal de la edición de una “cartilla moral”, lo menos que provocó fue sarcasmos, al lado de sentidas manifestaciones de enojo, temor y escepticismo.

Las expresiones no son infundadas al considerar que, si una “cartilla” es un documento que enlista las obligaciones de un ciudadano, entonces, al referirnos a una “cartilla moral” aludimos a un breve tratado de las creencias, comportamiento y virtudes morales a las que, como mexicanos, estamos obligados. Como ejemplo pensemos en dos cartillas importantes para nosotros: la “cartilla nacional de vacunación” y “la cartilla militar”. La primera enlista el esquema básico de vacunas que debe inocularse a todo niño mexicano y la segunda determina las obligaciones que tienen los varones mexicanos mayores de dieciocho años con las fuerzas armadas después de haber cumplido con el servicio militar. En otras palabras, un ciudadano que se resiste a vacunar a sus hijos o a realizar el servicio militar contraviene los mandatos constitucionales.

Otra cualidad de las cartillas es que su contenido no se discute, se acata, y las excepciones para realizar el servicio militar o vacunar se fundan en algunas justificaciones razonadas. Pero afortunadamente la “cartilla moral” no tiene el rango constitucional que obligue a alguien a cumplir, a pie juntillas, lo allí expresado.

La comprensión de los vínculos entre la moral, la política y el derecho ha sido motivo de análisis desde la antigüedad hasta nuestros días. En los extremos podemos reconocer puntos de vista que sugieren que entre la moral y la política hay una correspondencia respecto a la búsqueda del bien, frente a las posiciones que afirman que son ámbitos diferentes; es decir, una acción o creencia que goza de reconocimiento en el ámbito moral no tiene el mismo éxito en el contexto político. Para profundizar en este debate recomiendo al lector consultar algunos textos políticos clásicos de Platón, Aristóteles, Tomás de Aquino, Maquiavelo, Rousseau, Marx o Nietzsche o algunos contemporáneos tales como John Rawls, Jürgen Habermas, Luis Villoro o Michael Sandel. En otras palabras, la conjunción entre moral y política hace referencia a un debate inacabado que sería muy cuestionable resolverlo mediante un decreto.

La “cartilla moral” (2019), es la reedición de un ensayo que en 1944 escribió Alfonso Reyes a petición del entonces Secretario de Educación Pública, Jaime Torres Bodet. Su primera publicación apareció en 1952 (sin apoyo gubernamental), una segunda edición se presentó en 1992 por la SEP, pero fue censurada por al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.  Ahora se hace pública, también a cargo de la SEP, con “algunos retoques en busca de mayor sencillez y se han añadido referencias a nuevos temas” (nota de José Luis Martínez, 1992). Dicho lo anterior podemos concluir que “la cartilla moral” no es un texto nuevo, que no ha estado exento de polémicas desde el momento de su elaboración, que, a pesar de llamarse cartilla, no tiene el carácter que le atribuimos a una cartilla nacional y que, al ser un ensayo, es un documento sujeto a la revisión y la crítica. 

Si revisamos entonces el texto como un ensayo y no como una cartilla, nos enfrentamos con la calidad literaria de dos de las grandes plumas nacionales: Alfonso Reyes y José Luis Martínez. Pero la calidad estética no siempre se encuentra en consonancia con la fundamentación filosófica, política o ética. En este sentido me permito proponer algunas cuestiones para su análisis: ¿Los valores y virtudes presentados son los mismos que hoy discutimos y nos preocupan? ¿Las alusiones a cosmovisiones teológicas tienen cabida en un texto publicado por la SEP? ¿Es compatible con la democracia que el gobierno federal postule pautas morales? ¿Qué uso tendrá la “cartilla moral”? ¿Conviene estudiar el texto?

Independientemente de la crítica que pueda resultar del análisis de la cartilla, considero loable que el gobierno federal ponga a disposición de los mexicanos un ensayo trabajado por grandes escritores nacionales, con algunas referencias a clásicos de la cultura, con esbozos críticos a diversas alternativas morales y con temas que, ciertamente, son objeto del debate nacional, tales como nuestra relación moral con el derecho, la naturaleza, la sociedad, nosotros mismos, la cultura, la historia y la humanidad en general.



Nota publicada en la edición 999


Otros temas de interés