Foto: Archivo

Costa

Diagnosticarán alteraciones cromosómicas


Con un equipo de reciente adquisición en el CUCosta brindarán este servicio especializado que actualmente en la región existe sólo en instituciones privadas

Por Eduardo Carrillo
11 Febrero 2019

Los estudios para diagnosticar alteraciones cromosómicas que causan infertilidad, síndrome de Down y hasta leucemia serán una realidad en Puerto Vallarta y la Costa Norte de Jalisco, ya que en la actualidad el sector salud público no brinda este servicio.

Con un equipo adquirido por el Centro Universitario de la Costa (CUCosta), los habitantes tendrán la posibilidad de efectuarse los estudios con dos ventajas: un precio más económico y una respuesta más rápida.

La adquisición del equipo se logró con apoyo del Programa de Fortalecimiento a la Investigación y el Posgrado de la UdeG, con un monto superior a los 732 mil pesos.

Se trata de un microscopio especializado para diagnósticos moleculares con el que consolida el laboratorio de Biología Molecular y Genómica del CUCosta, el cual tiene dos años de creado, informó la académica del Departamento de Ciencias Médicas del plantel, Miriam Partida Pérez.

Esta herramienta fue adquirida en junio, la recibieron en diciembre y actualmente estandarizan los procesos.

De acuerdo con la investigadora, tales diagnósticos no se realizaban en la región, por lo que debían enviarse a Guadalajara, la Ciudad de México o Torreón.

Por eso “hay la necesidad; las enfermedades debidas a alteraciones cromosómicas son relativamente frecuentes; son de varios tipos: un cáncer como la leucemia puede tener alteraciones cromosómicas relevantes, incluso para el tratamiento del paciente; síndromes como el de Down, que es de los más frecuentes dentro de las cromosomopatías; también en trastornos como infertilidad o abortos recurrentes”, añadió.

Partida Pérez dijo que los pacientes que tengan acceso a los estudios podrán mejorar su calidad de vida. Por ejemplo, en asuntos de infertilidad, entre más rápido se determine una alteración cromosómica, el seguimiento será diferente.

 “Todos sabemos que en el cáncer el tiempo es vida. Entre más rápido ayudemos al paciente, podremos preservar su vida”, ejemplificó.

Otro beneficio es el costo. Un diagnóstico sencillo y económico ronda entre los tres mil pesos, pero el CUCosta sólo cobraría una cuota de recuperación para materiales cercana a los mil pesos. Hay otros diagnósticos complejos que en el ámbito privado valen hasta 12 mil pesos.

Respecto al tiempo, la ciudadanía puede ahorrarse semanas en comparación con lo privado. “En el caso de que pacientes del IMSS vayan a una interconsulta a Guadalajara, al Centro Médico donde se realizan estos análisis, pueden tardar de seis meses a un año para conocer sus resultados”.

El CUCosta recibirá la solicitud de diagnóstico de los pacientes con una orden médica, de especialistas en ginecología, pediatría, genetista médico, endocrinólogo u oncólogo.

En materia de formación e investigación con este equipo se busca involucrar a los estudiantes de biología o médico, cirujano y partero en la investigación temprana.

“Es una técnica que pocos profesionistas saben hacerla, por lo que esto complementará su formación profesional”.

Alteraciones cromosómicas

Los humanos tenemos 46 cromosomas, por lo que cambios en el número o en la forma de éstos pueden generar enfermedades.

Las alteraciones son ocasionadas por fallas en la división celular. Hay personas con alteraciones que no tienen enfermedades, pero en sus espermatozoides u óvulos sí, por lo que su descendencia podría desarrollarlas.

Una de las tareas de este equipo, además de brindar el servicio, es hacer estudios sobre la frecuencia de las alteraciones en la región de Bahía de Banderas, en Jalisco y Nayarit.

Se estima que estas fallas afectan entre el 1 y 5 por ciento de la población mexicana, según datos del 2012.

El servicio de diagnóstico en CUCosta podría solicitarse al correo miriam.partida@academicos.udg.mx.



Nota publicada en la edición 1002