Opinión
Movimiento #MeTooPeriodistasMexicanos
Foto:
Por Ruth Padilla Muñoz / Brenda Luna Chávez
8 Abril 2019

Parece que la violencia hacia las mujeres es más común en las oficinas de redacción y en algunos medios de comunicación de lo que imaginamos, esto después de que hace algunos días salieran a la luz decenas de casos que destapan la violencia física que reporteras, fotógrafas, diseñadoras e ilustradoras han sufrido en su entorno laboral. Las denuncias realizadas a través de la página de twitter Periodistas Unidas Mexicanas muestran que la violencia sufrida por algunas mujeres no es sólo física, algunas también han pasado por violencia emocional, económica o sexual.

En México, 73 por ciento de las mujeres que trabajan en medios de comunicación han vivido acoso, hostigamiento o agresiones sexuales, 49 por ciento han sido agredidas por sus jefes directos, el 61 por ciento de las mujeres acosadas vieron afectado su desempeño profesional y 43 por ciento de las periodistas y fotógrafas acosadas fueron agredidas por sus fuentes. Estos datos fueron revelados por la Colectiva de Periodistas Unidas Mexicanas en el sondeo que realizaron sobre acoso, hostigamiento y violencia sexual contra las mujeres que trabajan en medios periodísticos, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

La Colectiva decidió secundar el movimiento #MeTooEscritoresMexicanos para abrir el canal de denuncia. La mayoría de las mujeres que integran la Colectiva se ha desempeñado como reportera (46 por ciento) o editora (22 por ciento), el porcentaje restante lo ocupan fotógrafas, diseñadoras, productoras, locutoras o conductoras, encargadas de corrección de estilo y redes sociales. En el reporte se destaca que casi tres cuartas partes de las mujeres que participaron en las encuestas han vivido algún tipo de acoso hostigamiento o agresión en su trabajo. Cabe mencionar que solo el 18 por ciento de las mujeres realizó alguna queja o denuncia ante su empresa, pero lamentablemente en los casos donde sí se denunciaron los hechos, no hubo consecuencias para el agresor.

La encuesta también revela que, en el 99 por ciento de los casos, los hombres han sido los principales agresores, de estos, 63 por ciento eran o son sus compañeros de trabajo. Este tipo de hechos obligaron a algunas mujeres a renunciar a sus empleos, con las consecuencias indeseables que son de esperar, por el daño sufrido en su economía y el impacto emocional que repercute en el ámbito personal. La Colectiva sostiene que las cifras deben ser consideradas para comenzar la implementación de mecanismos que impidan continuar con este tipo de acciones y se proteja realmente al personal, así como se les brinde el apoyo necesario para la reparación del daño.

Hace algunos días, entre el 23 al 25 de marzo, la agrupación realizó una recopilación sobre casos de acoso, hostigamiento y violencia sexual, el resultado hasta ahora son 120 denuncias de 119 mujeres y la denuncia de un hombre; 11 hombres son señalados por más de una persona; además de la decena de medios, agencias y organizaciones que han sido mencionados en las denuncias, también se encuentran involucradas dos instituciones educativas y según la Colectiva en algunos ya se han comenzado a tomar medidas para evitar este tipo de casos y otros ya han separado del puesto a los agresores.

Hasta ahora continúan sumándose casos de mujeres que han sido víctimas o han sufrido algún tipo de abuso o agresión no sólo en el entorno de medios. Cada vez son más las mujeres que han decidido levantar la voz.



Nota publicada en la edición 1010